Niemeyer

Niemeyer

La libertad, la sensualidad y una facilidad brutal marcaron la obra del último arquitecto moderno , OSCAR NIEMEYER. Sus edificios increíblemente sustentados, no admiten pilares ni estructuras aparentes, las rampas que vuelan ligeramente como alfombras voladoras, y la fluidez de sus superficies, evadiendo los detalles, totalmente innecesarios en el arte que realizó el soñador de Ipanema.

La gran facilidad con la que se desarrollaron sus proyectos y su obra conjunta, ha creado muchas irritaciones en el ámbito profesional de la arquitectura. Es como si el camino entre la idea de hacer algunos bocetos curvilíneos en un papel, son convertidos fácilmente en espacios públicos, bibliotecas, museos, centros culturales,…y una vez realizados, son inmediatamente asimilados por la memoria colectiva de todo un país y por qué no de todo un continente, porque cuando un arquitecto sudamericano se desplaza fuera de este contexto, Oscar Niemeyer es nuestro héroe.

Las curvas por supuesto, son una respuesta sexual y tropical a la racionalidad rectilínea, y hablan de libertad, facilidad, sensualidad y por supuesto identidad, gracias Oscar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: