MOVILIDAD URBANA EN LA PAZ

TelefericoDibujo1

La falta de movilidad geográfica convierte la marginación en una profunda exclusión social.

En términos generales, la falta de movilidad es una parte integral de la condición de desventaja y la privación social, por lo que teóricamente se plantea que la mejora de las opciones de movilidad generaría directa e inexorablemente una mejora social, es decir, movilidad es un factor agravante de la condición social. La suposición es que la infraestructura de transporte mejora y genera mayores opciones de movilidad para los pobres, por lo que conduciría de por sí, a mejorar oportunidades y a mejorar las condiciones de vida.

Si bien los sistemas de transporte pueden contribuir a la reducción de la pobreza, la práctica profesional indica que mejorar la movilidad es sólo una parte de la regeneración urbana de los sectores marginales de la ciudad, y que la infraestructura de transporte necesita ser complementada con mejoras en otros servicios sociales, las escuelas, el espacio publico, el medio ambiente y también a nivel de la vivienda; si se quiere que las inversions realizadas sean sostenibles y más amplias. Para que esto sea efectivo hay que tomar en cuenta las condiciones urbanas y las consideraciones de planificación necesarios para garantizar la plena integración y la maximización de los beneficios sociales , económicos y políticos de las poblaciones del área de influencia.

La implementación de los teleféricos en la ciudad de La Paz, son producto del poder tanto economico como politico  del Gobierno Boliviano, comunmente llamado en terminos de planeamiento una política Top-down (de arriba hacia abajo), por cierto un gran avance, que es necesario complementar a través de un otro tipo de proceso llamado Bottom-up ( de abajo hacia arriba), con la colaboración sistemática de las comunidades  y enfocado a fortalecer las bases de los ingresos municipales manteniendo los activos de la propiedad pública, que son la clave para el desarrollo urbano en sociedades como la nuestra.

Los sistemas de coches por cable requieren condiciones mínimas específicas en términos de la morfología urbana y de densidad de población, así como también una acción complementaria concertada de las autoridades municipales con el fin de asegurar que los beneficios de movilidad ayuden a mejorar las condiciones de vida, las oportunidades económicas y la inclusión social de las poblaciones de las zonas afectadas.

En las sociedades menos desarrolladas, los pobres tienen un límite absoluto en cuanto al número de desplazamientos posibles debido a los pocos o nulos ingresos, que a su vez limitan sus posibilidades de convertirse en menos pobres, y que también pueden afectar al mantenimiento de las infraestructuras construídas.

En un contexto en el que la globalización está contribuyendo a un afianzamiento de las desigualdades urbanas y la fragmentación social, las decisiones de los gobiernos locales en relación al planeamiento de las infraestructuras de transporte masivo, pueden ayudar a compensar estas tendencias. Tan importante como los sistemas de transporte en sí, son también el contexto urbano y el conjunto de intervenciones urbanas, consecuentemente se puede esperar un mayor impacto en la calidad de vida de los residentes, combinando la movilidad, el medio ambiente, la vivienda y el espacio público, creando nuevos centros urbanos dinámicos en áreas económicamente deprimidas. Para los grupos sociales fuera de las redes formales o cuyas rutinas diarias se circunscriben a la localidad, el nivel de apropiación de las nuevas estaciones del teleférico es muy importante.

Es de esperarse que en las inmediaciones de las estaciones y en donde se realicen mejoras urbanas, el número de tiendas, bares y restaurantes , talleres y pequeñas empresas se incremente significativamente. Sin embargo, fuera de estas áreas estrechamente definidas, ni la actividad económica a pequeña escala, ni los precios de las casas o rentas sufriran cambios importantes, si no se utiliza el sistema de transporte como una Estrategia de Desarrollo Urbano.

Los teleféricos y el sistema de buses mejoran las condiciones urbanas asociadas, y dán un sentido de inclusion, pero también son un beneficio político importante, tanto internamente como externamente. Las administraciones municipales ganan en legitimidad y gobernabilidad vis-a -vis con la población urbana, ya que el impacto estético de los teleféricos y las paradas de buses en las zonas urbanas se pueden utilizar para promover una imagen económicamente competitiva y socialmente progresista.

La implementación de una política más amplia de mejora urbana en la ciudad a través de la creación de “Valor Público”, reorganizando el espacio urbano e incentivando la inversión pública-privada. El uso de sistemas de transporte masivo tiene el potencial para ayudar a guiar el crecimiento urbano, pero es igualmente crucial y se convierten en una herramienta poderosa de distribución equitativa de los beneficios del crecimiento económico o, puede en su defecto, marginar más a las poblaciones que ya son marginales, por lo que se hace necesario establecer una Visión al Futuro, circunscrita a la movilidad urbana de la ciudad de La Paz.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: